Un testimonio fotoperiodístico

Alberto del Castillo

En la segunda mitad de los años setenta del siglo pasado se produjeron cambios políticos importantes que modificaron la realidad de México en las siguientes décadas, como la reforma política del presidente José López Portillo, operada por su Secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, la cual abrió gradualmente las compuertas del hermético sistema monolítico del Partido Revolucionario Institucional y construyó la válvula de escape que fue debilitando el centralismo basado en la figura sagrada del “Señor Presidente”.

En ese contexto la fotografía documental vivió momentos de una gran relevancia, representados, entre otras cosas, por la fundación de la Fototeca Nacional y la organización de un par de coloquios latinoamericanos que dieron visibilidad en la esfera pública no sólo a las imágenes de los fotógrafos sino también a las ideas que circulaban en torno al trabajo y los alcances de los profesionales de la lente. Todo ello ocurrió en un universo hiperideologizado, subordinado política y culturalmente a las coordenadas de una guerra fría que satanizaba cualquier tipo de crítica al régimen como una manifestación de carácter comunista.

Pedro Valtierra inició su trayectoria como fotógrafo en aquellos años. Primero como laboratorista en las oficinas de la Presidencia en 1973, bajo la tutela de personajes como Agustín “El Chino” Pérez, y, sobre todo, de Manuel Madrigal, quien le fue mostrando de manera artesanal los secretos del oficio, y ya en 1977 como reportero gráfico en El Sol de México, con Benjamín Wong, uno de los editores que posicionaron a la fotografía en las primeras planas de los diarios. Una notable imagen sobre el caso del asesinato del conocido político Gilberto Flores Muñoz y su esposa, ultimados a punta de machetazos, con una estética propia y una composición interesante que exhibía en un ángulo de picada el instrumento del crimen en un primer plano, selló su ingreso al unomásuno.

Para leer este artículo completo, adquiera Cuartoscuro 114 en tiendas Sanborn’s, red de librerías Educal y De Cristal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí