La fotografía transporta allá por los años 70. En blanco y negro, una mujer tiene envuelto un rebozo y a un niño en brazos que mira de frente a su padre, quien se encuentra tras tres botes de basura que sirven de barrera, custodiada por un policía de esos que, al mero estilo del cine de oro mexicano, portan su boina, lentes de sol y corbata.

De su lado se observan las filas de hombres que esperan el tren. Es la estación Zaragoza, de la Línea 1 del Metro, el primer día que los vagones se separaron por primera vez entre hombres y mujeres.

Esa imagen, la cual pertenece al archivo del Museo Archivo de la Fotografía, da la bienvenida a una exposición que forma parte de la muestra El viaje continúa y en la que la mirada femenina es la protagonista.

A través de Sólo mujeres, enmarcada en el festival FotoMéxico, al menos 20 fotógrafas, emergentes y reconocidas, comparten su mirada y a los personajes que se encuentran tras las ventanas de los vagones, disfrutando de un sueño recargados en las esquinas de las puertas; maquillándose hábilmente con una mano mientras la otra se aferra a cualquier tubo; con la mirada perdida, leyendo un libro o simplemente lanzando un suspiro al aire.

La segunda sala del museo está compuesta por la selección de imágenes ganadoras de un concurso en el que mujeres retrataron la cotidianidad de Metro. En la muestra colectiva de Metro Chilango, curada por Estela Treviño, participan Elsa Medina, Aura Pérez, Mónica Ayala, Lourdes Almeida y Silvia González de León, entre otras.

La exposición permanecerá abierta hasta inicios de diciembre y dará paso posteriormente a la muestra Identidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí