La tierra se cimbró y sorprendió a los albañiles que trabajaban en la construcción de un edificio en la delegación Gustavo A. Madero. Varios de ellos quedaron sepultados bajo toneladas de tierra y escombros. De inmediato, paramédicos de la Cruz Roja y otras corporaciones iniciaron labores para salvar la vida de uno de los trabajadores ante la incertidumbre de quienes miraban. Esta escena es eternizada por la fotografía de la paramédico Noemí Venideri, quien fue ganadora del Primer Concurso Nacional de Fotografía del Voluntariado de Cruz Roja Mexicana, con el que se conmemoró el Día Internacional del Voluntariado el 5 de diciembre.

Otras imágenes, como la de burros cargando instrumentos a lo largo de un trayecto de cinco horas para los talleres que se imparten en comunidades indígenas, o el rescatista que protege entre sus brazos a un niño que sostiene un oso de peluche, merecieron reconocimiento por reflejar la diversidad del trabajo que realizan las y los voluntarios de esa institución humanitaria.

Ayudar a quien más lo necesita es parte de la filosofía de Cruz Roja Mexicana, cuyos principios —Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Voluntariado, Unidad y Universalidad— quedaron plasmados en más de 200 fotografías provenientes de 518 delegaciones de todo el país.

Las imágenes contienen un tinte de heroicidad que encarna día con día el voluntariado, aseguró el presidente nacional de Cruz Roja Mexicana, Daniel Goñi Díaz, quien encabezó la premiación de los tres primeros lugares y las siete menciones honoríficas. (Para leer  más, adquiere  Cuartoscuro 112  en  tiendas  Sanborn’s, librerías de la red Educal  y  De Cristal).

© Noemí Venideri/PRIMER LUGAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí