Con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes a través del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales 2016, la Fototeca Antica puso en operaciones un catálogo digital que incluye 4 mil imágenes de su archivo, el cual cuenta con más de 40 mil.

El objetivo del proyecto es divulgar y poner a disposición general y, de especial manera, a investigadores, especialistas, historiadores, documentalistas, estudiantes e instituciones culturales y museográficas, algunos de los procesos fotográficos más antiguos, importantes y representativos de las alternativas de captura de imágenes que ofrecían, y practicaban, tanto los gabinetes fotográficos establecidos en la República Mexicana, como los fotógrafos itinerantes y viajeros hacia la segunda mitad del siglo XIX y los albores del XX: daguerrotipos, ambrotipos, ferrotipos, cartes de visite, tarjetas cabinet y vistas estereoscópicas.

Cada imagen del catálogo digital de la Fototeca Antica / Colección Jorge Carretero
Madrid fue capturada de acuerdo con los lineamientos establecidos por la NORMA MEXICANA NMX-R-069-SCFI-2016.

Jorge Carretero, director de la institución, afirma: “El proceso del proyecto fue bastante complejo porque fue una meta muy ambiciosa, 4 mil imágenes catalogadas (…) Nos llevó mucho tiempo, un año.

“Además, nos planteo la problemática de decidir cuáles 4 mil imágenes íbamos a digitalizar. Tomamos la decisión que incluir los procesos más antiguos que hay en nuestra fototeca: daguerrotipos, ambrotipos, ferrotipos, cartes de visite, tarjetas cabinet y vistas estereoscópicas”.

El proyecto implicó la capacitación de un equipo especializado en sistemas de catalogación, conformado por becarias de universidades de Puebla y un experto en el tema.

Para Carretero, el catálogo constituye una importante aportación cultural, así como una práctica herramienta tanto para la consulta, como para la conservación de un gran fragmento del antiguo patrimonio fotográfico de México y la preservación de su memoria colectiva.

“Este catálogo es una invitación a conocer un fragmento de los que es realmente el gran acervo que ha recatado, investigado, preservado y divulgado la Fototeca Antica”, asegura.

Aquella rica y diversa legión de hombres y mujeres, capturando y reteniendo fragmentos visuales, fue conformando, día a día, mes a mes, año tras año, la gran crónica y la memoria visual de México: el ensamble cuasi fantástico de manifestaciones de civilización en nuestras tierras, los tiempos de la paz y de la guerra, el esplendor y la extravagancia, el paisaje nacional y el inagotable panorama de la vida cotidiana y sus protagonistas: sin duda, un prodigioso antídoto físico contra el olvido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí