EL RETRATO DE LA INDIFERENCIA

Por Ana Luisa Anza

Fijo mi atención en el bostezo, uno de esos que se contagian de tan honesto y sabroso. Dirijo la mirada a la derecha y me invade el profundo aburrimiento del elegantísimo niño que parece preguntarse hasta qué hora estarán ahí, parados de marco decorativo. El mismísimo gobernador del estado anfitrión está a punto de cerrar los ojos… ¿o es mi imaginación?

Una de las niñas de uniforme marinerito aprieta la boquita, quizá en señal de contención. Los demás están distraídos, viendo hacia otro lado o pensando en lo que harán en la tarde, sin estar conscientes –¿por qué lo estarían? – del protocolo político que los mantiene ahí con los pies cansados.

Y luego ella, con su diadema de día especial, lo observa y por su expresión casi podemos oírla: ¿De qué habla, señor? Hasta entonces nos damos cuenta de la elocuencia de Enrique Peña Nieto que se dirige a un público que no vemos pero que podemos imaginar. Ojalá las caras de quienes lo escuchan no sigan el mismo patrón de aquellas que lo rodean. Con la imagen que tenemos basta para tener, como se ha mencionado, “una lectura interpretativa e irónica del ánimo social a través de los gestos de los personajes”.

Isaac Esquivel, fotoperiodista de Cuartoscuro, esperó el momento. Como en tantas otras coberturas de eventos presidenciales —de tan repetido formato— podría haber disparado su cámara y cumplir la orden: el primer mandatario dando por iniciado un nuevo periodo escolar. Lo mismo que todos los años. Pero no. Se quedó para observar a los niños que seguramente tenían horas esperando que se cumpliera el protocolo que les es tan ajeno y los convirtió en la imagen misma del país: indiferencia, sí, pero también cansancio y esa carita cuestionadora e incrédula que lo dice todo.

Y así, esta imagen le valió el Premio Nacional de Periodismo 2016 en la categoría de Fotografía. Esta vez no se necesitó de encontrarse con grupos en acción. De una manifestación violenta. De un linchamiento. De alguna escena de muerte. De los estragos de un desastre natural. Del dolor de una lucha infinita. Bastó, como si fuera poquita cosa, con retratar la síntesis del ánimo de un país: el hartazgo.

Para eso se necesita colmillo. Y estar informado, claro. Llegar con el contexto del país y clavarlo en una imagen. Isaac no es ningún novato. Dejó su trabajo de ilustrador con foto en libros de texto y se sumó a Cuartoscuro en 2002. Así que ha pasado al menos por tres sexenios y ha visto cómo las coberturas para prensa se han ido acartonando. Atrás quedaron las posibilidades de movimiento y la relativa “frescura” de Vicente Fox para dar paso a la cuadrada rigidez de los eventos de Felipe Calderón y, ya en este sexenio, a la distancia y la muy cuidada imagen del presidente, lo que limita las posibilidades de los fotoperiodistas.

Por eso había que esperar e Isaac lo vio en el momento: el hartazgo de los pequeños englobaba la sensación que vibra en el país ante la inacción precedida sólo por palabras. “Subí la foto y al día siguiente ya estaba en todos lados: en las redes, en memes. Todo el mundo conocía la foto aunque no supieran de quién era. Y es que la imagen se hace pública y estalla”, dice.

“Por eso la mandé al premio, no porque la considerara buena, sino porque tuvo repercusión”. Además de felicitarlo, a Isaac tenemos que darle las gracias por su capacidad de síntesis y por reiterar algo que en Cuartoscuro pensamos: ahí va la imagen… hablando sola. Presentamos además una brevísima selección de las imágenes que definen el trabajo de este fotoperiodista como un buscador constante del ángulo justo, el momento adecuado y, sobre todo, el sentir de un país. Felicidades, Isaac.

Be Sociable, Share!

PUBLICADO

4 marzo 2018

 
Comentarios
1 comentario en “EL RETRATO DE LA INDIFERENCIA”
  1. leggidellamagia Dijo:

    In-da-pan-dénsia, lastima que no siguen tu consejo. Sería estupendo que fueran desapareciendo por extinción al no tener descendencia o simplemente que hagan como esos roedores noruegos tan simpáticos los lemmings y se despeñarán por algún acantilado de la Costa Brava como sacrificio humano en honor de sus amados líderes. Porque a mi y a muchos otros españoles sus disparates y bravatas ya nos causan tal hartazgo que dan ganas de constituir una plataforma de españoles por la expulsión de los pay-a-sos catalanes y volver a ser la gran Castilla que nunca debimos dejar de ser. ¿Qué hemos ganado durante siglos de la unión con la Corona de Aragón? problemas e ingratitud de estos bellacos: guerras en Italia y con Francia durante siglos, tener que defender sus costas de los piratas berberiscos con nula colaboraciónd e las instituciones locales que después les han traído para sustituir a los españoles de verdad en sus territorios y ahora también de los pifutos baleares y valencianos. Siguen al flautista de Hamelín cuya única propuesta racional era lo de helado para postre todos los días




 
Cuartoscuro.com.mx - 2016
CONTÁCTANOS / AVISO DE PRIVACIDAD
Cuartoscuro