DOCUMENTAR PARA TRANSFORMAR

Sección: Libros, portafolios

El periodista David Bacon tiene más de tres décadas documentando, entre otros temas, la vida de los trabajadores agrícolas mexicanos —especialmente provenientes de comunidades indígenas— en el campo norteamericano. Este texto es la versión editada de la presentación de su libro In the Fields of the North. En los campos del norte.

 

 

Texto y fotografías de David Bacon

Tengo dos dichos favoritos de fotógrafos. Alexander Rodchenko dijo: “Debemos tomar fotografías desde todos los ángulos, salvo el ombligo”. Él y sus compañeros fotógrafos en Moscú en los años 20 del siglo pasado fueron pioneros en el uso de ángulos extremos, junto con la composición diagonal y los acercamientos como un recurso para sacudir la perspectiva del espectador y liberarlos del conformismo. Hoy damos por sentadas estas técnicas, pero tenemos poca idea acerca de dónde provienen o sobre cuál fue su propósito original.

El otro dicho es de Nacho López, quien célebremente comentó que “la fotografía no tiene el propósito de adornar las paredes como el arte, sino hacer obvia la crueldad ancestral del hombre contra el hombre”. Por supuesto, yo sí cuelgo fotografías (propias y de otros) en las paredes y recientemente lo hice del lado mexicano del vergonzoso muro que hemos edificado para separarnos de México. Y veo a las foto­ grafías como algo más que un medio para exponer la crueldad humana.

Sin embargo, estos dos fotógrafos tenían una visión de sí mismos como partícipes en el mundo y en sus movimientos sociales y creían que su práctica se derivaba de esa participación.

Hace 80 años, muchos fotógrafos eran activistas políticos y veían su labor como íntimamente ligada a las huelgas laborales, la revolución política o los movimientos a favor de los derechos de los indígenas.

Hoy, lo que era un vínculo obvio es visto con frecuencia como un peligroso conflicto de intereses. Los fotógrafos deben ser objetivos y neutrales, dicen, y guardar una distancia de la realidad que captan. Pero yo creo que nuestra obra gana poder visual y emotivo de su cercanía con los movimientos que documentamos. No somos “objetivos”, sino partidistas: documentar la realidad social es parte del movimiento en pro del cambio social.

Durante tres décadas, he utilizado un método que combina fotografías con entrevistas e historias personales. Parte del propósito es de “ver la realidad”: la documentación de la realidad social, incluyendo la pobreza, la indigencia, la migración y el desplazamiento. Sin embargo, esta documentación, realizada en el curso de un largo periodo, también presenta algunas de las alternativas políticas y económicas propuestas por aquéllos frecuentemente excluidos del debate público. Examina los esfuerzos de los pueblos por ganar el poder para poner en práctica algunas de estas alternativas.

Hoy veo a trabajadores haciendo largas filas para cruzar la frontera en Mexicali, tratando de llegar a sus empleos piscando lechuga en el Valle Imperial, con la misma combinación de desesperación y furia. No es difícil recorrer esas filas, mientras se platica y se toma fotografías.

Esta documentación continúa del otro lado de la frontera al salir a los campos, al tomar imágenes que muestran la faena de una manera que le pide al espectador que piense cómo será trabajar agachado todo el día, prácticamente corriendo por las hileras de vegetales. De vuelta del lado mexicano de la frontera, tomo fotografías en el hotel para migrantes, un viejo edificio abandonado del que se han posesionado los deportados de Estados Unidos y el cual ofrece refugio a otros expulsados que no tiene comida ni lugar dónde dormir.

Tengo más de una década de trabajar con el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales y con Asistencia Legal Rural de California para documentar esta contradicción. Nuestro proyecto, llamado Yendo al Norte, muestra la pobreza extrema, la carencia total de vivienda para muchas personas y la explotación sistemática de la mano de obra inmigrante en el campo. Pero a través de las foto- grafías y las historias orales que las acompañan, los migrantes también analizan su situación y exigen respeto hacia su cultura, sus derechos básicos y una mayor igualdad social.

Cada vez más jóvenes componen las comunidades de los migrantes mexicanos que viven en California. La edad típica de alguien que hoy cruza la frontera es de alrededor de 20 años y la edad promedio de los trabajadores del campo en California es de 21. Muchos jóvenes, e incluso niños, laboran en el campo. En promedio, los trabajadores del campo en California sólo tienen 6 años de escolaridad, pero los mexicanos más jóvenes tienden a tener un mayor nivel educativo que los migrantes de mayor edad.

Hay alrededor de 120 mil trabajadores agrícolas indígenas mexicanos en California. Si a ello se suman los 45 mil niños que viven con ellos, eso da un total de 165 mil personas. Son los migrantes más recientes de México. Hablan 23 idiomas, provienen de 13 estados diferentes de la República Mexicana y tienen ricos patrimonios culturales de idioma, música, baile y cocina que unen a sus comunidades.

El trabajo agrícola es muy peligroso. Por lo menos 16 trabajadores del campo han muerto por insolación en los sembradíos de California desde 2005. El ingreso familiar promedio es de 13 mil dólares anuales en el caso de una familia indígena, dos terceras partes de lo que la mayoría de los trabajadores agrícolas percibe. Un tercio de los trabajadores del campo gana un salario inferior al mínimo, o sea un salario ilegal. Una familia de cada 10 vive en un tejaban o vivienda improvisada, pero incluso en las áreas agrícolas acomodadas, muchos migrantes viven al aire libre en tiendas de campaña, bajo árboles o incluso duermen en los sembradíos.

Sin embargo, los individuos tienen fuertes lazos comunitarios debido a que comparten idioma y cultura. Los trabajadores agrícolas indígenas migrantes participan en manifestaciones a favor de los derechos inmigrantes y organizan sindicatos.

Por ende, la función de este proyecto es ayudar a romper el molde que nos evita ver esta realidad. Una parte fue publicada en 2006 en la forma de un libro de fotografías y narrativas, titulado “Comunidades sin fronteras”. Sin embargo, el proyecto no ha terminado allí. En lugar de ello, ahora engloba más y ha procurado penetrar con mayor profundidad en las vidas y movimientos sociales de las comunidades de migrantes.

El derecho a viajar en busca de empleo es una cuestión de supervivencia para millones de personas, y una nueva generación de fotógrafos hoy documenta, en México así como en Estados Unidos, los movimientos en pro de los derechos de los migrantes.

Hoy, el debate en torno al propósito y el contenido de la fotografía documental con frecuencia queda rezagado a la discusión sobre forma y técnica. Sin embargo, la crisis social de nuestra era pide una redefinición de lo que la fotografía puede y debe documentar, no tanto ser el retrato de una impactante realidad social, sino del sentido de que la sociedad puede ser transformada y tener una visión de lo que ese cambio podría significar.

Este texto fue publicado originalmente en la edición 142 de la revista Cuartoscuro y ahora es reproducido con motivo de la presentación de su libro In the Fields of the North. En los campos del norte y que se llevará acabo en distintos recintos:

Miércoles 24 de enero, 17:00h.
Universidad Iberoamericana Leon
Aula Ignacio Ellacuría
Blvrd. Jorge Vértiz Campero 1640, Fracciones Cañada de Alfaro, León, Guanajuato.

Jueves 25 de enero, 16:00h.
Instituto de investigaciones Dr. José María Luis Mora
Plaza Valentín Gómez Farías 12, San Juan Mixcoac, Ciudad de México.

Viernes 26 de enero, 10:00h.
Auditorio del IIS – Instituto de Investigaciones Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México UNAM, Ciudad de México.

Sábado 27 de enero, 17:00h.
Museo Archivo de la Fotografía MAF
República de Guatemala 34, Centro Histórico, Ciudad de México.
(Participa el fotógrafo y Director de Cuartoscuro, Pedro Valtierra

 

Be Sociable, Share!

PUBLICADO

15 enero 2018

 
Comentarios
No hay comentarios en “DOCUMENTAR PARA TRANSFORMAR”


 
Cuartoscuro.com.mx - 2016
CONTÁCTANOS / AVISO DE PRIVACIDAD
Cuartoscuro