SOY EL DIABLO. ENTREVISTA CON CANNON BERNÁLDEZ

Por David Polo

canito-832x1024

 

 

Cannon Bernáldez es sincera. En entrevista para Cuartoscuro, no tiene reparo en afirmar: “Tengo nombre de cámara fotográfica, yo no iba para otra cosa. Si me hubiera llamado Concha hubiera hecho pan.”

Periodista de profesión y fotógrafa desde hace 21 años, su incursión en el fotoperiodismo le hizo ser rápida e intuitiva, habilidades que se volverían decisivas para su trayectoria fotográfica.

Cuartoscuro: ¿Cómo ha sido tu trayectoria como fotógrafa?

CannonSoy mujer, la más pequeña de una familia tradicional de la Ciudad de México. En aquel entonces no había tanta libertad y yo soy el diablo, soy súper rebelde, es parte de mi personalidad. La Ciudad de México no era una ciudad como es ahora y había temor respecto al futuro por parte de mi familia por ser fotógrafa y tuve que romper muchas estructuras. Hasta la fecha es algo que hago con mi trabajo.

No estoy nunca en un lugar cómodo. En cada proyecto me reinvento, me tardo y trabajo a prueba y error. Soy como un dolor de muelas, muy persistente. He tardado hasta 5 meses en hacer una foto, la repito y la repito hasta que me convence. Ahora ya soy consciente de cómo trabajo y soy más rápida, pero es que yo parto de procesos de construcción complejos, contemplativos y reflexivos. Si lo necesito, paro un año, tres meses o lo que sea para regresar a seguir produciendo. En realidad lo que hago es mucha chamba. No soy como el artista bohemio, yo ando trabajando, pensando y produciendo las 24 horas del día. Tengo que hacerlo si quiero vivir de esto, hay una galería que vende mi obra y cada determinado tiempo debo llevar trabajo nuevo y bueno. Producir, producir, producir.

Cuando comencé era muy joven y no había quien me asesorara, y en esto de la fotografía si no sabes trabajar te mueres de hambre, principalmente porque hay un problema de comunicación entre el arte y el periodismo, y es que ocurre que no entendemos que no existe la objetividad. En mi trabajo yo he logrado que la subjetividad y la objetividad dialoguen a mi favor. En el principio yo creí que era bien fácil, que nomás apretabas un botón, pero la verdad es que no. No había información ni nada y era difícil conocer y enriquecer tu propia cultura visual. En aquel entonces estaba peleado, además, el concepto del “fotógrafo artista” y el “fotógrafo documental”. Esto a finales de los 80, principios de los 90. En ese momento no existía lo de hoy, iniciaba el Centro de la Imagen, pero seguía siendo muy poca la información y yo sólo quería hacer fotos .

Cuando comencé venía la crisis del 94 y lo único que se me ocurrió fue seguir estudiando y  haciendo fotos. Estudiando aprendí mucho de historia de la fotografía. Posteriormente ingresé a trabajar a la revista Alquimia, donde aprendí más. Hasta la fecha sigo estudiando y aprendiendo.

CO: ¿Cómo incursionaste en la fotografía?

Cannon: A los 18 años decidí lo que iba a ser. Era lo normal. Ahora las generaciones han cambiado, yo ya tengo 41 años y no hago cosas que la gente de mi edad debiera hacer. Los núcleos familiares han cambiado, todo está cambiando. Antes te tenías que casar, por ejemplo. Están surgiendo nuevas formas de convivencia. Cuando comencé nuestra cultura visual era totalmente diferente. La cultura de las nuevas generaciones ha sido transformada con el internet. Se ha enriquecido, pero también enajenado. El problema es que no se sabe discernir entre toda la cantidad de imágenes que circulan indiscriminadamente, no es que esté mal, es que ha habido una masificación de los medios. Al final de cuentas todos los términos son válidos. En mi momento no había tantos espacios como ahora y el Estado fue quien nos formó a muchos.

Aprendiendo historia de la fotografía conocí otra manera de mirar la foto. La gente que enseñaba en el Centro de la Imagen te hacía mirar la imagen como documento. Había una mirada muy concreta, eran como detectives que buscaban pistas. Es algo que sigue ocurriendo, pero creo que ahora muchos creadores o fotógrafos sólo piensan en la inmediatez de la imagen.

CO: ¿Hay una crisis de la fotografía?

CannonNo hay una crisis en cuestión de producción, pero si de educación, ya no se cuestionan la estructuras en general  que tiene la foto desde hace mucho. A mi me enseñaron que lo más importante es lo que no se ve y que uno debe ser creador. El problema sobre como creemos que tiene que ser la imagen fotográfica es un problema de enajenación en la construcción de uno mismo, y es que culturalmente estamos predeterminados. Como individuo no existes.

Hay una crisis de los procesos de construcción, necesitas generar ideas y fuentes de información y nadie te enseña como. Yo tuve que aprender a robar como un artista, me paso mucho tiempo investigando y buscando material para inspirarme en mis trabajos.

CO: ¿Quién es el creador?

CannonEl creador es ese raro que hace todo lo que no hace el otro. La función de los artistas es reflexionar, hacerte pensar y provocar algo en la gente. Por eso la fotografía tiene distintos medios y fines. Al final, a la mayoría de la gente que le gusta tu foto no son fotógrafos. Ese es el público al que te diriges.

En mi obra yo trabajo mucho con el cuerpo, se puede apreciar una concepción muy cabrona del cuerpo. No sé dibujar ni pintar: la cámara es mi medio y mis construcciones son en gran medida físicas. No tengo otro medio. Yo no hago series, hago piezas. Termino piezas visuales. Trabajo de un modo muy diferente a un fotógrafo formalista. Mi cuerpo está en función de las fotos que voy a hacer. Mis piezas vienen también en función de cómo se mueve el espectador.

La muerte, la violencia, el abandono y la desolación son algunos de mis temas. Ante mi obra he descubierto que mi personalidad es muy siniestra, por ejemplo, cuando trabajaba en mi serie Cuando el Diablo anda suelto yo quería tener una visión muy light de la violencia, pero no pude. Acompañé un día a la semana por seis meses a un fotógrafo de nota roja para hacer fotos de los asesinatos. Había días en que no ocurría nada y llegué a descubrirme deseando que pasara algo. Me descubrí deseando la muerte. No está bien ni mal, simplemente así eres. En los últimos diez años me he descubierto de muchas maneras.

 


 

Cannon fue ganadora de la 12 Bienal de Fotografía en el año 2006. Ha obtenido la beca Jóvenes Creadores, otorgada por el FONCA, en dos emisiones y la beca de la fundación Tierney 2009. Fue miembro del Sistema Nacional de Creadores del 2011-2014

Entre sus exposiciones individuales destacan: Galería de la Alianza Francesa, San Ángel 2003; Images du Pole, Orleáns Francia (2004); Nacho López, Fototeca de Pachuca (2005). Su trabajo pertenece a la colección del Museo Fine Arts, Houston, Texas.  Arts Center, Universidad de Lehigh en Pensilvania. Centro de la Imagen, Fundación Cultural Televisa, Museo de Arte Carrillo Gil y Museo Universitario del Chopo.

Fue docente de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en la Facultad de Artes y en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García; ha impartido cursos y talleres de técnica fotográfica y producción artística, tanto en el Distrito Federal como en los Centros de Arte de San Luis Potosí, Centro Fotográfico Álvarez Bravo entre otros.

Actualmente esta representada por Patricia Conde Galería  y  desde el 2009  dirige su Estudio-taller de fotografía Photo Linterna Mágica en la Ciudad de México, en donde imparte talleres y cursos de fotografía y joyería con fotos.

Visita su página web cannonbernaldez.com.mx y su blog http://cannonbernaldez.blogspot.mx/

Be Sociable, Share!

PUBLICADO

27 noviembre 2015

 
Comentarios
2 Comentarios en “SOY EL DIABLO. ENTREVISTA CON CANNON BERNÁLDEZ”
  1. Fco javier Dijo:

    Muy interesante tu historia fotográfica y bueno no has cambiado desde el colegio jaja un fuerte abrazo que sigas teniendo éxito como hasta ahora.

  2. Erika Morales Dijo:

    No conocia su trayectoria y trabajo. Interesante pues somos casi contemporaneas, soy del 73. Tu punto de vista me agrado micho, sobre todo el como trabajas por “piezas” el tiempo de construccion. Interesantisimo. FELICIDADES!!




 
Cuartoscuro.com.mx - 2016
CONTÁCTANOS / AVISO DE PRIVACIDAD
Cuartoscuro